Comunicación, Emprendedora, mujer, Trucos autonomas

Ocho consejos de comunicación para autónomas en estado de alarma Covid-19. ¿Y ahora qué?

A continuación te ofrezco varios consejos sobre comunicación digital por si estos días de confinamiento has estado dándole vueltas a cómo afrontar esta situación. No desesperes, es momento de reflexión y renovación para tu negocio. Lee atentamente.

Darle vueltas a cómo mejorar tu negocio es una buena ideas durante estos días. Intenta reorganizar tu actividad.

Abril llega cargado de lluvia y con más incertidumbre que nunca y es que tras haber vivido en marzo una de las experiencias más inauditas de nuestras vidas, (una pandemia mundial ¡nada más y nada menos!) nos cuesta afrontar esta continua resaca emocional, social y también laboral que todavía no sabemos muy bien cómo gestionar las autónomas. Marzo ha sido el preludio de lo que abril nos depara, y por eso amigas, tenemos que tomar la palabra RESILIENCIA como escudo, bandera y espada. Debemos desprendernos de lo que éramos, ya no hay vuelta atrás. Amoldarnos, reciclarnos y modernizarnos, creando una nueva YO reforzada tras el azote de un virus ‘pululento’ que ha puesto del revés el planeta.

Así que manos a la obra que no hay tiempo que perder.

Supongo que estarás informada de las ayudas que ha preparado el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social para las personas con tu perfil. Está establecido que facturando menos del 75% se puede optar a una prestación extraordinaria, conocida como el ‘paro de las autónomas’. La gestión del pago de salarios o cotizaciones aún está en el aire, pero si quieres estar al día de la batería de medidas del gobierno, pincha aquí.

A partir de este contexto, y si no eres de las que puede seguir manteniendo su actividad laboral desde casa, quiero darte algunos trucos, pautas, tips o consejos, sobre comunicación digital para que tu resiliencia se vea reforzada y desbordada durante y tras este contagio excepcional.


1. ¿Quién soy?

Si estás maniatada y tu actividad ha decaído por completo, hay que aprovechar este parón. Es el momento para tomar aire y hacer un escaneo de tu actividad laboral. Remover un poco las entrañas, ser sincera y hacer lo que comúnmente se conoce como Análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades). Coge papel y boli o tu portátil y comienza a preguntarte cómo ha evolucionado tu negocio de un año a esta parte, si hay cosas que se pueden mejorar y cómo. Analiza cómo ha afectado esta crisis a tu empresa y si tu actividad tras el confinamiento, puede tener nuevos nichos y cómo adaptarte a ellos. Sácale provecho a este parón, mejora tu perspectiva de negocio. Piensa que ‘esto también pasará‘ y que podrías ser una visionaria en tu sector.

2. Más online que nunca.

Esto ha sido, es y será inevitable. Encerradas en casa, el móvil y el ordenador son nuestras vías de escape y de comunicación, y para muchas, su nueva plataforma de trabajo. Es por ello que te animo a revisar tus RRSS (Redes Sociales) laborales (no las personales que esas seguro que echan humo). Abre tu Facebook, Instagram, Twitter, Pinterest, Lindkedin o Youtube. Mira el de tu ‘competencia’. Compara. Analízate. Ahora mismo es el mejor momento para darle un giro y ponerte las pilas con ellas. ¿Cómo?

  • Observa la calidad de tus publicaciones ¿Interactúa la gente con ellas?
  • Cuida tus imágenes y diseños. (Herramientas como Canva te ayudarán)
  • Crea contenido interesante. (Informativo, motivacional, curioso, personal…)
  • Copia ideas que te gusten y dales tu toque personal (Se ha hecho toda vida)
  • Publica con asiduidad (4 veces x semana). ¡¡Ahora te verá todo el mundo!!
  • Exprime al máximo otras herramientas (IGTV, stories, eventos…)
  • Busca grupos o perfiles afines a tu actividad o ciudad y date a conocer.
  • Céntrate en las RRSS que sean útiles para tu negocio y mejor resultado te den.
  • Programa tus publicaciones y ahorra tiempo. (Consulta Hootsuite)
3. Explorando nuevos terrenos.

Advertencia: Fin de la zona de confort. Si eres de las que solo estás presente en Facebook e Instagram porque lo controlas y tienes cientos de seguidores y piensas que no te hace falta más: ERROR. Ha llegado el momento de dar un paso más y ver si hay otros formatos que pueden aportar nuevas experiencias a tus usuarias… ¿Qué tal abrirse un canal en Youtube? Allí puedes explotar tu faceta más extrovertida y está demostrado que el formato vídeo da muy buenos resultados, ya que es llamativo y fácil de consumir. Adiós vergüenza. ¿Y Tik Tok? No te pienses que está última es un escaparate de jóvenes, muy jóvenes y con creatividad hormonal, que sí pero no. Hay de todo, también personas que lo utilizan para dar a conocer sus clases de inglés, mostrar trucos de dibujo, recetas o enseñar lengua de signos.

¿No tienes perfil en Lindkedin? Es la plataforma más sobria que puedes encontrarte, porque allí se viene a trabajar, literalmente. Puedes ofrecer tus servicios hablando de tu formación, años de experiencia, métodos que utilizas… Es tu Curriculum Vitae en toda regla, aunque puedes darle un poco de ‘flow’ con artículos, fotos, vídeos, etc.

Pinterest también puede resultar interesante si tu actividad está enfocada a la creatividad o el diseño. Puedes realizar diferentes tableros con temáticas que se adapten a ti y llenarlo de fotos e infografías.

4. Mundo Blog/ Podcast.

Seguimos en lugares inhóspitos e incluso olvidados, pero no por ello sin vida. ¿Alguna se acuerda del mundo blogger? Qué tiempos aquellos cuando comenzábamos a explorar las virtudes de Internet. Pues amigas, el blog volvió, o quizá nunca se fue pero estuvo eclipsado por otros formatos, y a día de hoy ahí sigue, como un verdadero superviviente. Es más, el blog se ha convertido en la madre nodriza de todo contenido online. Que no pase esta cuarentena sin haceros un blog, por favor. Ya no una web que sería lo ideal, pero si un blog que puedes hacer tu misma desde cero. Hay páginas como WordPress o Wix, que son súper intuitivas, con plantillas sencillas de modificar y cambiar. Las tienes gratis y de pago. Hacer buen contenido para tu blog es fundamental, porque luego podrás extrapolarlo a las RRSS y así repartir sabiduría y experiencias en un momentín.

Y con los Podcats más de lo mismo. Era un formato un tanto lúser y dió un boom muy fuerte desde hace un par de años y ahí está, dando buenos momentos. Son fáciles de consumir para las oyentes y prácticamente no cuesta nada realizarlos y la gente crea el contenido que quiere: tertulias, análisis, entretenimiento, formación, etc. Ivoox o Spotify pueden ser tus opciones, aunque también puedes colgarlos en Youtube.

Mujer emprendedora trucos
covid19
Evita trabajar desde la cama o el sofá. Busca un espacio iluminado donde estar cómodamente sentada. Ponte un horario y toma descansos.

5. Todo conocimiento, suma.

Ya que tenemos algo más de tiempo, ¿qué tal si nos ponemos al día con nuevas técnicas, conocimientos o actividades que nos puedan servir para nuestro trabajo? Por ejemplo aprender inglés/alemán/francés. Sacarnos el carnet de manipuladora de alimentos. Ponernos a punto en ofimática y excel. Aprender a manejar el photoshop o componer canciones. Un poco de contabilidad por aquí, otro poco de marketing online por allá. Cursos de educación inclusiva, sobre cómo escribir, expresarte en público… En esta página puedes encontrar hasta 2.000 cursos gratuitos, alguno te apañará seguro. También existen otras páginas como Domestika, cuyo contenido está enfocado a un concepto más visual, manual y artístico, aunque tiene cursos gratuitos interesantes como el de fotografía, blogger o diseño de interiores.

6. Cómo pagar mis facturas.

Una vez tengas al día tus perfiles sociales y quieras arrancar una nueva etapa, te preguntarás: ‘Vale y ahora… ¿cómo gano dinero si estoy confinada?’ Todo depende de cómo puedas amoldar tu servicio/producto al mundo digital.

La gente se ha lanzado a hacer vídeos desde casa. Durante el mes de marzo hemos vivido una oleada de solidaridad extrema y hemos sido cómplices de tutoriales, conciertos en vivo, programas y entrevistas. Vamos, que hemos estado entretenidas con tanta cosa y además, variada. (Y agradecidas por ello, también hay que decirlo). Pero ahora llega abril, un mes nuevo, limpio de ingresos (porque marzo al menos la primera quincena dio para algo), ¿cómo le sacamos partido? Pues decirte que lo más rápido es hacerte un canal en Youtube u ofrecer tus servicios online utilizando plataformas virtuales como Skype o Zoom.

  • Youtube: te ofrece la opción de poder colgar vídeos tutoriales, por ejemplo, si eres monitora infantil, de alguna disciplina deportiva, profesora de inglés, dibujo u otra materia, coaching nutricional, cocinera… y tu servicio se debe a una comunidad o grupo de personas, puedes aprovechar la opción de ‘vídeo oculto’ que te ofrece Youtube para poder enviar los enlaces de tus contenidos a aquellas personas que sigan pagando una cuota mensual o paguen puntualmente por una clase o servicio. O bien irte a Vimeo y crearte un canal, pero esta opción no es gratuita, aunque tampoco excesivamente cara.
  • Skype o Zoom: si tu trabajo requiere algo más íntimo y personalizado (eres terapeuta, nutricionista, psicóloga, asesora, community manager…) estos medios pueden dar buenos resultados. En Zoom puedes hacer sesiones en directo tanto individuales o grupales de hasta 100 personas, pero hay limitación de 40 minutos si no es de pago. Con Skype puedes llegar hasta 50 personas y sin límite de tiempo, gratis.
  • Facebook: desde tu perfil de empresa puedes crear un grupo privado para las usuarias que quieras. Puede servirte de plataforma e ir colgando contenidos ya sea documentos, imágenes, vídeos, etc, y que lleguen a todo el mundo. Es una manera de crear comunidad y mantener un contacto continuo.

Evidentemente estos servicios que ofreces a partir del mes de abril deben ser remunerados. Estamos hablando de tener que hacer frente a los gastos básicos de nuestra vida si o si: alquiler/hipoteca del hogar, colegios, alquiler de local, seguros, suministros, veremos si la cuota de autónoma, comida…

Tenemos que seguir viviendo y la gente debe comprender que nuestro trabajo, a pesar de que sea a través de una pantalla, sigue siendo igual de válido. Quizá amoldar el precio a la situación no sea una mala opción, sobre todo si no se dispone de ciertos servicios que solo se puede ofrecer ‘in situ’ como máquinas deportivas, material escolar, ordenadores, etc.

7. Sigo abriendo mi tienda.

Si tienes una pequeña tienda de alimentación y tus ventas se han visto mermadas porque la gente ha decidido comprar en la grandes superficies, no desesperes. Alíate con las redes sociales. Que todo el mundo conozca tu horario, tus packs de productos en oferta, el servicio individual que ofreces (preparar pedidos personalizados), los días de recogida de compra en el local o bien a domicilio. Debes organizarte bien:

  • Días concretos para los pedidos (de lunes a miércoles).
  • Facilitar vía de pedidos (correo electrónico, WhatsApp, tienda online…)
  • Días de recogida en local y/o domicilio (de jueves a viernes)
  • Adaptar un horario de apertura, en función de la afluencia. (Mañanas o tardes)
  • Hacer packs de oferta con productos de primera necesidad o exclusivos.
  • Haz encuestas para ver qué necesita la gente si estás dudando en algo.
  • Cuelga algún testimonio para que las usuarias se animen.
8. Hacer piña.

Y por último, pero no por ello menos importante (típica frase), es el momento de hacer piña. Estamos jodidas, pero intentemos estar todo lo contentas/animadas/positivas que se pueda en esta situación. Es nuestro negocio y hemos invertido mucho esfuerzo, tiempo, dinero y alma como para que un virus destruya nuestras ilusiones. Así que, no queda otra que crear una red con otras pequeñas empresarias. Apoyemos a otros negocios locales y de cercanía. Compartamos el trabajo de compañeras en grupos de whatsapp, en nuestros muros, en nuestras quedadas online. Poned en vuestra ventana o balcón a qué os dedicáis y vuestro contacto (@anamaestradeingles). Imaginación y comunidad al poder. Sin dudarlo.


Y tras estos consejos sobre comunicación, me despido informando que yo lanzo mi proyecto de Gattara Comunicación hoy día 2 de abril, en medio de esta debacle mundial. No tenía pensado hacer un post de estas características, al menos de momento, pero visto el panorama, he querido aportar un poco de luz y algo de conocimiento. Espero que haya servido de algo. Recordaros que no estáis solas ¿vale? apoyaros en vuestra familia, amigas, parejas, compañeras … y pedir lo que necesitéis. Hoy por mi y mañana por ti.

Vesos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s